Recuperación y prevención de un esguince de tobillo

Recuperación y prevención de un esguince de tobillo

Continuamos la serie de artículos sobre el esguince de tobillo para explicar cómo recuperarnos correctamente de esta lesión y cómo podemos prevenir lesiones futuras.

4- Recuperación y prevención del esguince de tobillo

Pasadas las primeras 48 horas tras un esguince de tobillo, en las que habremos aplicado el protocolo de tratamiento POLICE, se puede comenzar el ejercicio activo para lograr una pronta recuperación.

Estos ejercicios dependerán del grado de lesión y de los ligamentos que se hayan visto afectados, pero en general trabajaremos la movilidad articular, elasticidad, fuerza y propiocepción:

  • Movilidad articular
    Es necesario trabajar el movimiento del tobillo y de los dedos del pie. Estos ejercicios articulares pueden ser pasivos, es decir, realizados por otra persona, o activos, por la ropia persona
  • Elasticidad
    La elasticidad de toda la musculatura que actúa en tobillo y pie es esencial para que exista una correcta movilidad. Por eso, realizar ejercicios de estiramiento en la fase de recuperación es igual de importante que hacerlo para prevenir lesiones.
  • Fuerza
    El hecho de mantener un buen tono de la musculatura de la pantorrilla ayuda a la estabilidad y el buen funcionamiento de la articulación del tobillo.
    Tras un esguince de tobillo es normal que aparezca debilidad, por lo que será necesario hacer ejercicios para recuperar la fuerza y el tono normal.
  • Propiocepción
    La propiocepción es el sistema que nos permite saber la posición de una articulación. Es imprescindible para la estabilidad y el buen equilibrio, así como para realizar movimientos correctos.El sistema propioceptivo entreno propiocepcionsiempre se ve alterado cuando hay una lesión, por lo que es totalmente necesario hacer un buen trabajo propioceptivo para conseguir una recuperación completa y evitar esguinces recidivantes.El trabajo propioceptivo consistirá en una pauta de ejercicios de equilibrio en estática y en movimiento, en los que es primordial la concienciación corporal. Los diferentes tipos de ejercicios que se pueden realizar, dependiendo de la fase de recuperación, serán pautados por un fisioterapeuta.

¿Cuándo puedo comenzar a correr de nuevo?

Es importante no empezar a correr de nuevo hasta que esté completamente libre de dolor y el arco articular sea completo.
Por lo general, esto ocurrirá en un par de semanas para un esguince grado I, pero para los esguinces más graves puede ser de hasta 6 meses.
Es importante recordar la importancia de una buena recuperación antes de volver a la carrera, para evitar futuros esguinces.
Una vez que empiece a correr de nuevo, es muy importante calentar correctamente y realizar un buen enfriamiento mediante estiramientos.

 

«« 3- Tratamiento de un esguince de tobillo  |   Inicio   |


Esperamos que te haya resultado interesante.

Para cualquier duda o sugerencia, no dudes en comentar el post.

Productos para Esguinces de Tobillo

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *