El esguince de tobillo

El esguince de tobillo

Lesiones del Corredor

Hoy comenzamos una serie de artículos para tratar una de las lesiones más frecuentes en los corredores: el esguince de tobillo.

 Trataremos la lesión desde varios puntos de vista para poder identificar, tratar y prevenir la lesión.

La información la dividiremos en cuatro capítulos:

  1. Qué es un esguince
  2. Causas más frecuentes
  3. Tratamiento
  4. Recuperación y prevención

Corredora con esguince

1-    Qué es un esguince de tobillo

El esguince de tobillo es una lesión ligamentosa que ocurre cuando el pie apoya incorrectamente en el suelo, provocando la distensión de los ligamentos, frecuentemente los de la cara externa del tobillo.

Esta torcedura de los ligamentos dará lugar a dolor e inflamación.

Síntomas de un esguince

Dolor

Se puede sentir un dolor punzante en la articulación que por lo general empeora si se presiona alrededor del tobillo o si el pie se mueve en ciertas direcciones.

También puede ser doloroso el apoyo, por lo que para caminar será conveniente el uso de muletas durante los días en los que haya dolor, que dependerán del grado de la lesión.

Inflamación

Con frecuencia aparece inflamación debido a un aumento de líquido en el tejido. Aparecerá enrojecimiento y aumento de la temperatura local por el exceso de torsión de la articulación.

Hematoma

El tamaño y la gravedad del hematoma irán en relación con el grado de la lesión

Así, podemos dividir los esguinces en 3 grados:

  • Esguince grado I

Es el caso más leve, hay una torsión de los ligamentos. Aparece dolor e inflamación.

  • Esguince grado II

En este grado hay rotura parcial de los ligamentos, suele dañarse la cápsula articular por lo que también aparece derrame y hematoma.

  • Esguince grado III

Es el grado de lesión más grave, en el que aparece una mayor rotura de los ligamentos, con daños asociados de la cápsula y los tendones de la articulación.

Grados de un esguince

Síntomas a largo plazo

Si usted ya ha sufrido un esguince de tobillo y no ha realizado una correcta recuperación, es más probable que sufra un esguince de nuevo.

El tobillo puede quedar inestable por la alteración del equilibrio y la debilidad asociada de las partes blandas, dando lugar a una articulación que no trabaja al 100% y que será más vulnerable en determinadas situaciones, como por ejemplo un suelo irregular o resbaladizo.

Por suerte, esto se puede evitar trabajando de forma adecuada la elasticidad, la fuerza y el equilibrio.

Trataremos el tema de tema la rehabilitación en los siguientes capítulos.

 

Causas más frecuentes de un esguince »»

 


Esperamos que te haya resultado interesante.

Para cualquier duda o sugerencia, no dudes en comentar el post.

 

Productos para Esguinces

 

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *